Los televisores modernos y planos no solamente resultan elegantes, sino que con sus sofisticaciones técnicas ofrecen una calidad extraordinaria. Pero la elegancia de una pantalla plana aplicada a la pared disminuye notablemente cuando están visibles los cables de conexión de diversos aparatos. Para ocultarlos, con frecuencia son necesarias complicadas estructuras. Pero eso ha terminado por fin. Cinewall, con sus aprox. 1,92 x 1,92 m, es la pantalla perfecta para la pared y puede incorporarse con estilo a todas las habitaciones. Así las pantallas planas pueden integrarse a todos los espacios de forma decorativa, con estructuras sencillas y de modo seguro y flexible. Los múltiples detalles, el conjunto de la estructura y la construcción, así como el propio montaje, de los que se ha solicitado patente, permiten una enorme flexibilidad. Así, por ejemplo, es posible tanto una sencilla adaptación de altura y anchura, totalmente de acuerdo con sus deseos, como una adecuada y competente conexión de diversos aparatos. El sencillo montaje y la amplia posibilidad de instalación óptima y oculta de los cables, así como una permanente flexibilidad, cuando se cambian o se añaden otros nuevos, hacen de Cinewall el producto de primera elección.

Einfach - flexibel - mein Multimedia